El Girasol

Te disfrazaste de estrella y solo eras un alma con estampados rotos y afilados, dispuesta a rasgar corazones humildes. Espejos que no dicen la verdad, siempre tendrán tu reflejo. Un tiovivo tambaleante y confuso, que te abraza con un olor dulce, pero esconde trampas.

Que sosiego infinito me provoca que tu energía no me roce, que tus palabras no me traspasen y que tu presencia no me acongoje.

Ahora te pienso con un aire de libertad, que me hace izar la bandera de la independencia, con una mueca íntima de delirios de grandeza, que me deleita una sonrisa.

Voy ligera. Soy un trozo de vida bailando al son del viento.

G.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close