La Mano

Fortuitamente, como el vuelco de una cometa, una bonita tarde de verano, me di cuenta  que el tacto también tiene memoria. Que puedo cerrar los ojos y hacer un boceto de la forma de tus brazos, del contorno de tu cara o de la silueta que traza tu cuerpo. Puedo llevarte en mi piel cuando recuerdo la tuya y pensarte con mis manos. Espero que alguien en este punto del universo se haya detenido a reflexionar sobre lo que le aborda cuando toca, cuando mira con la corteza que nos recubre y se deja arrasar por ese grito eterno.

Nunca olvidaré, ese apretón de manos, en tiempos de decadencia, donde las líneas de tus manos formaron un puzzle con las mías.

G.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close