Las Rosas

Preparo una huida clandestina hacia ese reflejo, ese paraíso, esa composición musical creada con el aliento de nuestras bocas. Ya no existe, nunca existió.
Somos dos rosas, descuidadas en la intemperie del azar, jurándose amor eterno.
Dos Julietas kamikazes, sin destino, intoxicadas, esperando dejarse volar por el susurro del viento y recomponerse en pétalos desordenadamente perfectos.
Nuestro amor en puño y letra,  jamás será abierto por tus manos, ya lejanas de las mías.
Abrasas mi corazón, destrozas mis quimeras.  Deseábamos quedarnos, pero elegimos marcharnos.

G.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close